• Leonardo Jara

La desunión hace la fuerza

Actualizado: jun 21

Post: Leonardo Jara .


Escribo luego de analizar los resultados de la segunda vuelta de Gobernadores y no puedo estar ajeno a este proceso con una reflexión que me retumba en la cabeza “La desunión hace la fuerza”. Para poder contextualizar lo que está pasando en Chile debemos hacer un poco de historia.



En 1935 se permitió el voto femenino en las elecciones municipales, y en 1949 en las elecciones presidenciales y parlamentarias, el 31 de enero de 2012 rige en Chile mediante la Ley Nº 20.568, la cual regular que la inscripción a las votaciones sea automática y el voto voluntario, es fácil pensar que el voto voluntario es el culpable de la poca participación, pero en tiempos pasados la situación era a la inversa, uno se inscribía de forma voluntaria y el voto era obligatorio, aun así tenemos los mismos resultados.


Pero, ¿Quién es el culpable?, esta no es la única pregunta que nos deberíamos realizar, la sociedad Chilena con más de 30 años devuelta a la democracia, se ve con los sesgos de aprendizajes de costumbres antiguas, donde “los niños no hablan de política”, “en la mesa no se habla de política ni de religión”, “el que no vota no puede opinar”, “salga quien salga igual tengo que trabajar mañana”, son varias las frases en que la política pasa ser de un sector privilegiado y no de las personas. Somos el producto de una sociedad secuestrada por algunos, la poca participación se ve reforzada en la poca representatividad, las propuestas se ven eclipsadas por las pancartas y los aportes de tercero.


No me sorprende esperar que los expertos en política salgan jactándose del triunfo con una representatividad de un 19% a nivel nacional creyendo que tienen un 100%, viejos estandartes de la política corrupta exponiendo que Chile gano y que creyó en una nueva unificación de la centro izquierda y derecha, la radiografía de esos eruditos de la política que intentan reanimar un muerto que ya sepultado una nueva constitución, un sistema político obsoleto que no hizo nada en más de 30 años y que no se le debe dar una nueva oportunidad.


“La desunión hace la fuerza” es la frase y el reflejo de las demandas sociales que no son capaces de unificar con un plan o una proyección única, que independiente de quien sea el o la representante, él o ella deba cumplir un mandato de un buen vivir y no ser instrumento de unos pocos.



¿Qué esperamos de la participación en el futuro?, la educación cívica es una de la respuesta más comunes a esta pregunta, pero no debemos esperar que empiece por las autoridades, que claramente tienen un deber en abrir estos espacios de diálogo y que estos sean vinculantes, esta educación debe empezar por casa, en nuestras propias familias y no seguir perpetuando las prácticas de obediencias en donde “las cosas siempre han así y no las vamos a cambiar”, el pensamiento crítico nos hace despertar, pero este debe ir acompañado de un compromiso de ser parte de la solución. Cambiemos el instrumento de “La desunión hace la fuerza” para unos pocos a “La unión hace la fuerza” para todos y todas.


Les dejo los porcentajes de participación de las últimas elecciones de la Región del Biobío y en la Comuna de Penco, situación preocupante donde a nivel nacional solo el 19% fueron a votar.


Participación en Penco


-Primera vuelta 47,03%

-Segunda vuelta 17,07%



Participación en la Región del Biobío


-Primera vuelta 41,23%

-Segunda vuelta 13,08%


Post: Leonardo Jara .




66 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo