• F. Esteban Llanos Reyes

NO SON TREINTA PESOS … SON 417 VECES MÁS RICOS!

Por: Esteban Llanos Reyes



En octubre de 2019, en el denominado “estallido social”, la gente mayoritariamente expresaba su enojo y malestar por las grandes desigualdades imperantes en el país durante muchos años como bajas pensiones, saqueo del agua, zonas de sacrificio, colusión de grandes empresas, financiamiento a campañas políticas, y muchas más. Los medios de comunicación, brazo entintado de los sectores poderosos del país, intentaron bajarle el perfil a este malestar replicando una y otra vez en un tono incluso burlón como “esto no prendió”, “flores para los románticos”, “levántense más temprano”, justificando muchas veces la represión y la mutilación de quienes protestaban legítimamente por las calles del país.


El poder económico respondió organizadamente para hacer frente a esta avalancha social que amenazaba sus millonarios intereses, como lo expresaba nerviosamente Cecilia Morel, esposa de Sebastián Piñera: “vamos a tener que disminuir nuestros privilegios…” acusando de esta situación a agentes extranjeros e incluso “alienígenas” evidenciando el país imaginario en el que estaban convencidos que vivían.


En este marco se firmó un acuerdo político para detener lo que para algunos se veía venir como inevitable, que era la caída del gobierno de derecha, teniendo el oficialismo que ceder en lo que era la base fundamental del modelo neoliberal que permitió abrazar tanta riqueza por parte de unos pocos, en desmedro de la gran mayoría, una nueva carta fundamental que reemplazara a la actual Constitución de 1980.


Lo que se buscaba era establecer nuevas reglas y normas para un Chile más justo e igualitario, plasmadas en una nueva Constitución de la República, para lo cual se llamaría a consulta a la ciudadanía en un plebiscito nacional en abril de 2020.


Claramente esto dio un alivio y el tiempo suficiente para que el gran empresariado estableciera una estrategia que salvaguardara sus intereses, todos sus intereses, no querían perder un peso en este proceso, pero para ello debían recuperar la fuerza electoral que posicionara a sus agentes políticos para que defendieran los privilegios que la dictadura militar les había otorgado.


En marzo de 2020 llega la pandemia covid-19 a nuestro país, la justificación precisa para controlar el movimiento social a través de un estado de excepción constitucional con militares en las calles, toque de queda, restricción de libertades, postergación del plebiscito, entre otros.


Aún así, el plebiscito se realizó el 25 de octubre de 2020 ganando con una aplastante mayoría la opción “apruebo” y “convención constitucional” (alrededor de un 80%). La opción rechazo se expresó representativamente en las comunas donde abunda gran parte de estos privilegiados como Vitacura (66%), Las Condes (56)% y Lo Barnechea (61%), algo así como el otro Chile, El Chile imaginario.


El 15 y 16 de mayo la derecha política sufrió otra derrota al no lograr obtener un tercio de los convencionales constituyentes, mínimo esperado para frenar algunas propuestas que desmantelaran la Constitución de 1980.


El 13 de junio la derecha política sufre una nueva derrota al sólo elegir, en segunda vuelta, un Gobernador Regional (Araucanía) de 16 gobernaciones.


Todo parecía indicar que era inevitable el avance arrollador de una comunidad nacional hastiada de los abusos y que avanzaba a pasos agigantados a lograr mejores condicione sociales para todos.


Como un balde de agua fría, el Chile real apareció, paradojalmente a través del Ministerio de Desarrollo Social cuando dio a conocer los resultados de la Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (CASEN) 2020 que se llevó a cabo telefónicamente entre el 31 de octubre de 2020 y el 4 de febrero de 2021. (Hogares encuestados: 62.911 hogares. Personas encuestadas: 185.437 personas).


Según las cifras entregadas, la pobreza aumentó en un 2, 2 por ciento aumentando desde el 8,6% en 2017 al 10,8% en 2020.


En cuanto a la pobreza extrema, ésta aumentó en dos puntos porcentuales pues pasamos de tener un 2,3 por ciento a un 4,3.


Pero no suficiente con estos datos, además se evidenció que los ingresos provenientes del trabajo del 10% más rico fueron 417 veces mayores que los obtenidos por el 10% más pobre (en 2017 fue 39 veces más).


Esto es muy coherente con los datos publicados a principios de 2021, cuando apareció el Ranking Forbes: Millonarios chilenos aumentaron su fortuna en 73%, pese a la pandemia.


En Chile, el listado lo encabezan Iris Fontbona y su familia (viuda de Luksic), Julio Ponce Lerou (yerno de Pinochet), Horst Paulmann y el presidente Piñera.


Parece que la crisis sólo afectó a los mismos de siempre, a los trabajadores, a los pobres, en cambio, los más ricos se hicieron cada vez …más ricos.


El 18 de julio recién pasado, se realizaron las elecciones primarias presidenciales donde Gabriel Boric (Convergencia Social) gana en la primaria del pacto Apruebo Dignidad a Daniel Jadue (PC), y por el otro lado en el pacto Chile Vamos se impone Sebastián Sichel (Ind.) ex Ministro de Piñera y, como lo señaló claramente Evelyn Matthei Sichel es el candidato de los empresarios”.


Toda elección tiene múltiples interpretaciones y según quien las realice siempre serán positivas, pero lo concreto es que el pacto Apruebo Dignidad obtuvo 400 mil votos más que la del pacto de derecha Chile Vamos. Eso no necesariamente le asegura un triunfo en la elección presidencial del 21 de noviembre (primera vuelta), para ello tendrá que convocar a todo el espectro político de centro izquierda, o por lo menos a la gran mayoría, para instalarse en la moneda. Aún quedan muchas candidaturas por aparecer, tienen hasta el 23 de agosto para inscribirse, incluido(a) él o la representante de la ex nueva mayoría.


Al parecer, la derecha económica, por ahora al menos, tiene un defensor de sus prerrogativas y granjerías, y tendrá que depositar el capital suficiente para convencer a otros candidatos de su sector para que el “elegido” pueda tener la tranquilidad y la dedicación para entonar la música adecuada que encante a sus potenciales y crédulos votantes, seguramente siguiendo la misma pauta del anterior Sebastián, todo con la finalidad de dar tranquilidad a los mercados y sus mercaderes.


Al parecer no fueron suficiente treinta pesos.

33 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo