• Raul San Martín

Un alcalde con el mayor apoyo de los último 30 años

Por Raúl san Martín Arriagada.





El año 1992 la ciudadanía tuvo la oportunidad de volver a elegir democráticamente a sus autoridades comunales, ya que durante la dictadura los alcaldes habían sido todos designados. Fue así como ese año, bajo una modalidad de elección indirecta, se eligió a seis concejales y luego este Concejo eligió al alcalde, siendo ungido como primera autoridad edilicia en Penco el Profesor Ramón Fuentealba Hernádez, quien obtuvo en la elección general de concejales el 23,2% de los votos.


Cuatro año después, nuevamente Ramón Fuetealba obtuvo la alcaldía con apenas un 19.66% de los votos, en una reñida disputa electoral con Saidén Espinoza quien, con 200 votos menos logró un 18,74% de las preferencias. En esta oportunidad debido a una modificación de la forma de elegir el alcalde, Ramón Fuentealba fue electo de manera automática, por ser el concejal más votado de la lista más votada.


El año 2000 bajo la misma modalidad, es decir, candidatos en lista electos bajo cifra repartidora, se elige al nuevo Concejo Municipal y este quedó presidido nuevamente por Ramón Fuentealba quien obtuvo el 33,65% de los votos seguido nuevamente por Saidén Espinoza, pero ahora a una distancia cercana a los 2000 votos.


Revisando las cifras, el alcalde Fuentealba, en el mejor de los casos, sólo contó con el apoyo un tercio de los electores , a su favor hay que precisar que se elegía de manera conjunta alcalde y concejales y por ende , en algún momento llegaron a ser 25 candidatos generando una alta dispersión.


Para las elecciones del año 2004 se realizó una importante modificación. Se separaron las elecciones de alcaldes y concejales. En esta oportunidad, el candidato de la Concertación fue el alcalde en ejercicio Ramón Fuentealba y su contendor el ex alcalde en tiempos de Pinochet, Guillermo Cáceres Collao, quien resultó electo con un 50.16%.

En las elecciones del año 2008 se levantaron varias candidaturas desde la oposición para enfrentar al alcalde UDI Guillermo Cáceres y fue así como el representante del Gremialismo obtuvo la reelección, con un 37,45% de los votos. Esta elección dejó una gran lección, o las fuerzas progresistas se unían y definían su candidatura única o seguían fracasando, pese a representar sobre el 60% del electorado.


Las elecciones del 2012 se enfrentaron de forma distinta. Los partidos de la Ex Concertación más el Partido Comunista decidieron realizar una primaria donde se impuso el candidato del Partido Democratacristiano Victor Hugo Figueroa. A él le correspondió enfrentar al alcalde en ejercicio Guillermo Cáceres y a Gabriel Albistur, quien había obtenido el segundo lugar en la elección anterior y no fue parte de la primaria de las fuerzas opositoras.


Los resultados confirmaron que la comuna de Penco es una tierra de centroizquierda y fue así como Victor Hugo Figueroa obtuvo un 42,35% de los sufragios imponiéndose al alcalde Cáceres, quien mantuvo un 37,88%, pero que no le permitió resultar electo. La derecha prácticamente alcanzó los misma cifra de votos de cuatro años atrás, la diferencia se produjo en la unidad de la oposición.

Antes de continuar este recuento, haremos una pequeña observación; ambos alcaldes Fuentealba y Cáceres cuando enfrentaron su primera reelección bajaron sus porcentajes de apoyo, Fuentealba de 23,20 a 19,66 y el caso de Cáceres del 50,16 a 37,45 , situación relativamente normal, por cuanto el ejercicio del poder siempre genera un desgaste.

En las elecciones de 2016 el alcalde Figueroa, apoyado por las mismas fuerzas políticas, enfrentó a cinco candidatos, entre ellos el exalcalde Cáceres y el concejal UDI Rodrigo Vera. El alcalde Figueroa obtuvo la primera mayoría con el 58,68%, cambiando la tendencia histórica y aumentando sus votos. La suma de los candidatos de derecha no superaron el 36%.


En julio del año 2020 una modificación legal estableció que los alcaldes sólo podían ser reelectos dos veces, es decir, para Victor Hugo Figueroa la contienda electoral que se venía sería la última. Esta recién se realizó en mayo de 2021, pues fueron postergadas debido a la pandemia. Por primera vez en la elección de alcaldes solo se presentaron dos candidaturas, el alcalde en ejercicio apoyado por las mismas fuerzas políticas que le habían apoyado durante su gestión y Hector Peñailillo, concejal en ejercicio apoyado por la derecha. El Partido Comunista y otros como el Partido Igualdad, si bien llevaban candidatos a concejales, declaraban no tener candidato a alcalde.

Los resultados de la Elección dieron a Victor Hugo Figueroa uno de las más amplias mayorías de la Región del Biobío, alcanzando el 70,57% de los votos y la candidatura de la derecha sólo logró el 29,42%.


Sin duda , este resultado revierte completamente la tendencia de aquellos alcaldes en ejercicio que se presentan a la reelección. El alcalde Figueroa, elección tras elección va aumentando su caudal de votos, iniciando en un 40% y llegando al 70%. Esto lo convierte, en su último período en el candidato a alcalde que ha recibido la mayor cantidad de votos expresado también en un altísimo porcentaje de apoyo.

Debido al límite de la reelección, establecido en la reforma electoral de julio del 2020, a los partidarios de Victor Hugo Figueroa se le plantean dos grandes desafíos, por una parte cuál es el futuro político del alcalde en cuatro años más, donde una candidatura a diputado parece ser el camino natural y por otra , cómo resolver la próxima candidatura de centroizquierda, donde sin duda, las primarias amplias y ciudadanas parecen ser el método más certero. Al menos la experiencia iniciada el año 2012 así lo enseña.








525 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo